125 ANYS AMB TU

20 de November del 2016

125 anys amb tu

Con el lema “125 anys amb tu”, el pasado sábado 19 de noviembre hemos celebrado el 125 aniversario de la fundación del colegio y de la presencia de las Hermanas de Ntra. Sra. de la Consolación en Onda. La celebración, que consistió en una misa de acción de gracias, juegos en el patio y comida de hermandad, reunió a más de 500 personas, pues son muchos los que en la localidad se sienten parte de la gran familia de la Consolación.

            La Eucaristía presidida por el sacerdote Domingo Galindo, acompañado del diacono y muchísimos monaguillos que estudian en el colegio, tuvo lugar en la parroquia de la Asunción. Domingo, en la homilía, indicó que esta celebración es una oportunidad para agradecer y aprender. Agradecer la presencia ininterrumpida de las hermanas en la localidad y su testimonio de vida durante 125 años. Aprender y dejarnos interrogar por la vida de María Rosa Molas, pues a pesar de los años que nos separan de ella y de los muchos cambios vividos en este tiempo, los dos ejes fundamentales de su vida, la entrega a Dios y el servicio al ser humano, también dan sentido a la existencia en el vertiginoso ritmo del siglo XXI.

Tras la eucaristía, nos trasladamos al colegio. Quienes lo desearon pudieron visitar las instalaciones del centro, mientras los niños disfrutaban de diferentes actividades lúdicas. La celebración concluyó con una comida de hermandad en el patio del colegio, servida por la empresa de Comedor IRCO y mediante la cual se contribuía a uno de los proyectos de la ONGD Delwende.

Este acontecimiento también fue una ocasión para trabajar con los alumnos la historia del colegio, a través de una paleta de Inteligencias Múltiples, una de las metodologías del centro. Preparada por el equipo docente, daba a conocer las diferentes ubicaciones del centro y distintos momentos históricos.

Entre los que destacan el tiempo de la guerra civil, cuando las Hermanas tuvieron que ausentarse de Onda y dirigirse a Tortosa, en el trayecto, arriesgando su propia vida, les acompañó el padre de M. Carmen Cólera (superiora general de la Congregación al final del s XX). Después, al finalizar el conflicto bélico en la localidad, las Hermanas regresaron y como el colegio no reunía las condiciones adecuadas, algunas familias las acogieron hasta que pudieron acomodarse de nuevo en el colegio.

Otro momento muy significativo fue en la época de los setenta. El edificio en que se encontraba el colegio quedaba pequeño, se hizo viejo y eran necesarias muchas reparaciones para acondicionarlo según la normativa vigente. Se requería un edificio más grande. Era el año 1974. Las Hermanas estaban muy preocupadas pues no podían hacer frente a una nueva reforma y con mucha pena decidieron que tenían que dejar el colegio e irse de Onda. Así, se lo comunicaron al señor alcalde y al señor cura y, después a los padres de las alumnas. Y, ¿qué pasó? La gente de Onda no querían que las Hermanas se fuesen, de hecho el curso siguiente 1975/76 el colegio funcionó normalmente. Había que buscar una solución. Y la encontraron. Las familias del colegio asumieron la responsabilidad del nuevo colegio, pues deseaban que sus hijos tuviesen una educación cristiana según los valores del evangelio. Se buscó un solar, las familias aportaron dinero y empeñaron parte de sus bienes. En 1978 se constituyeron en cooperativa, Cooperativa Madre María Rosa Molas y empezaron las obras. Tardó varios años en construirse y fue en el año 1983 cuando tuvo lugar el traslado al nuevo colegio, en la ubicación actual (Metge José Llidó), y al que se llamó Colegio Madre María Rosa Molas. Al año siguiente cuando las Hermanas vendieron el edificio del antiguo colegio, donaron la mitad del importe de venta a la cooperativa para ayudar a sufragar los gastos. En esos años las Hermanas también se trasladaron, ya no vivieron en el colegio, pero sí muy cerca, en la misma calle.

Con los años, aún ha habido más cambios. Se obtuvo el concierto educativo, el colegio se hizo mixto y se alargó el periodo de escolarización, desde los tres hasta los dieciséis años. En fidelidad al espíritu innovador de Mª Rosa, hace seis años el equipo docente inició una profunda renovación metodológica, comenzando un proceso de innovación educativa a través del Aprendizaje Cooperativo, las inteligencias múltiples, la estimulación temprana, el plurilingüismo, el uso de la tecnología aplicado a la educación, la ampliación curricular (huerto escolar, ajedrez, lectura, informática y robótica) o los proyectos de aprendizaje y servicio.

A lo largo de todos estos años muchas Hermanas de la Consolación han pasado por Onda e incluso algunas de ellas son naturales de allí, como Ana Belén Soriano, en la comunidad de Espinardo (Murcia) o Mª Carmen Alfonso, misionera en Eslovaquia. Es cierto que desde el año 2012 ya no hay comunidad religiosa de la Consolación en la localidad, pero, como ha puesto en evidencia esta celebración del 125 aniversario, todos los amigos de la Consolación y especialmente el profesorado hacen posible que el espíritu de Mª Rosa siga vivo en Onda.

Gracias a todos los que nos acompañasteis en esta celebración tan emotiva, antiguos presidentes de la Cooperativa, Hermanas de las Comunidades cercanas, miembros del Equipo de Titularidad de la Congregación, concejala de educación y directores de otros centros educativos de la localidad. Gracias a todos los que disfrutasteis de la celebración. Este día fue para nosotros una ocasión para alegrarnos y celebrar que somos Familia Consolación desde hace 125 años.

FOTOS

Más fotos en la parte privada