Huerto escolar

 

En  nuestro huerto escolar los alumnos de Primaria se convierten en auténticos hortelanos, preparando la tierra, conociendo el calendario de cultivo y sobre todo cuidando todo lo que ellos plantan. Finalmente realizan la recolección, donde los alumnos se llevan una parte de la cosecha a casa.

Objetivos:

  • Conocer, plantar, cuidar y recolectar las hortalizas base de nuestra alimentación.
  • Conocer los beneficios de la agricultura ecológica y aplicarlos a nuestro huerto escolar.
  • Educar en hábitos alimenticios sostenibles y saludables.
  • Conocer y dignificar el trabajo agrícola.

El huerto escolar tiene numerosos beneficios. Por una parte, es un laboratorio vivo en el centro educativo, un elemento globalizador de las diferentes áreas del conocimiento. En él podemos descubrir la vida y adquirir experiencias, destrezas y valores.

Por otro lado, el huerto permite observar de primera mano de dónde proceden nuestros alimentos, constituyendo asimismo una herramienta para educar en hábitos de alimentación saludables. Gracias al contacto que tienen los chicos con la tierra y con las plantas que se consumen habitualmente, se animan a comer más verdura.

Además, a través del huerto podemos acercarnos a conocer un poco más el espacio agrícola de nuestra ciudad y su evolución, así como comprender y valorar el trabajo del agricultor y la complejidad de sus problemas.